Rocío, de buen comer y buen beber, como buena gallega, conversadora y acogedora, es el alma de la tienda. Es de esas personas que piensan que, sentados alrededor de una mesa, a todos los problemas se les puede encontrar solución, y que mientras más ricas las cosas sobre la mesa, pues mejor. Seleccionar, contarte y ofrecerte unos vinos espectaculares, quesos deliciosos y otros manjares es su manera de echarte un mano para hacer más bonitos momentos especiales. O especiales todos los momentos bonitos. ¡Qué alegría! Exclamaba su abuela al bajar a la bodega y sentirla repleta de embutidos y jamón. Cuando era una niña quizás no lo entendiera pero ahora lo tiene claro

Tuve mucha suerte, las verduras en casa eran de la huerta, teníamos cochinos y hacíamos la matanza, mi abuela cocinaba con tiempo y a leña… ahora comprendo que era un lujo. Me gusta mantener esa filosofía de alimentación en mi vida y, por supuesto, compartirla con otros, por eso monté Aragüeme

Laura habla menos, le fascina esa cualidad que tiene la comida para mantenernos vivos y sanos, sus sabores, olores y colores y, sobre todo,  su capacidad para unir a las personas: alimentar como una forma de cuidar del otro. Es nutricionista pero muy poco ortodoxa, pueden preguntarle sobre dieta saludable pero sobre una para adelgazar mejor no, porque saldrá huyendo… 

La ética es lo que hace que Aragüeme tenga esos pilares tan sólidos que nos permiten evolucionar, nos basamos en el amor y en un profundo sentido del equilibrio y la sostenibilidad, es un modo de vida.

20200618_165743

Aragüeme es nuestro proyecto, más que cada una y mucho más que una suma. Aragüeme es haber compartido muchas mesas, ratos y conversaciones hasta acabar sentadas una mañana en la escalera de la plaza de Caideros con un trozo de queso de flor escurriéndosenos entre los dedos. 

Es decidir en aquel momento, con los ojillos medio cerrados por el sol, entre cucharada y cucharada, que ese sabor teníamos que compartirlo con el mundo. Y nos trajimos esos quesos del norte a sur y un queso trajo al otro y un alimento al siguiente… y la cascada continúa… hasta convertirnos en un mar de alimentos vivos. 

Próximamente daremos de nuevo un salto e inauguraremos nuestro CHEESELAB, un espacio para crear, aprender y compartir ¡Les iremos contando!

error: Contenido Protegido
0
¿Te ayudamos?